Ciencia y tatuajes más conectados de lo que piensas

Es bastante probable que te resulte complicado pensar en que dos mundos tan aparentemente tan contrapuestos como el de los tatuajes y la ciencia, estén relacionados; pero te aseguramos que tienen mucho más en común de lo que jamás has podido imaginar.

Ciencia y tatuajes más conectados de lo que piensas

Posiblemente no lo sepas, pero la máquina con la que se comenzaron a realizar tatuajes no la inventó ningún tatuador, sino el genial Thomas Edison. Es más, ni tan siquiera la inventó para utilizarse en este campo, sino para ayudar a los oficinistas a que su trabajo fuera menos pesado.

No solo las máquinas fueron fabricadas utilizando conocimientos científicos, también los tatuajes y el proceso que se lleva a cabo para su realización se encuentran  relacionados con la ciencia, ya que para crear una de estas obras en cada persona, los artistas deben tener toda una serie de conocimientos sobre la fisiología de la piel. Por ejemplo, no se pueden usar los mismos pigmentos en una piel clara, que en otra mucho más oscura.

Descubrimientos que la ciencia ha hecho sobre los tatuajes

Uno de los descubrimientos más sorprendentes que la ciencia ha hecho sobre los tatuajes, es que estos no solo no son malos para nosotros, sino que son beneficiosos para nuestra salud física e incluso psíquica.

¿Cómo es esto posible? Según los estudios que han realizado en varias universidades americanas, tatuarse tiene beneficios para nuestro sistema inmunitario. Sí, tatuarse en más de una ocasión hace que las defensas se vean fortalecidas e incluso puede ayudarte a que tu autoestima sea mucho mayor.

Otra de las cosas que las cosas que también hemos podido conocer gracias a la ciencia, es porque muchas personas parecen tener una adicción a realizarse tatuajes en su piel. Esta supuesta adicción se produce por las endorfinas, unas sustancias que el cerebro libera respondiendo al dolor que provocan que determinados estímulos produzcan una sensación de placer más acentuada. Es a esta sensación a la que multitud de personas se hacen dependientes y por la que necesitan tatuarse con cada vez más frecuencia.

Cómo muy bien habéis podido comprobar, la ciencia nos ha permitido descubrir cosas de los tatuajes que desconocíamos y otras muchas que permiten avanzar hacia cosas que hasta hace muy pocos años parecían ciencia ficción, como por ejemplo la tinta que Ephemeral ha desarrollado, la cual hace que los tatuajes que se plasmen en la piel con ella desaparezcan de forma totalmente natural, pasado un año.

 

 

 

Comentarios

Sharing is caring!