Cualquier viaje que tenga como destino Portugal, debería tener entre uno de sus objetivos una parada obligatoria en Lisboa. No, no es porque sea la capital del país, sino porque perderse en sus calles es una auténtica delicia. Ellas se mezclan los aromas del medievo con los más modernos estudios de tatuajes. Los 5 mejores