Tatuaje pelícano

Un enorme pelícano, dibujado sobre el brazo de un hombre por la tatuadora Stepahnie Tamez, que se abre el pecho para dar de comer a sus tres polluelos.

Una costumbre o acto, que suelen realizar cuando la comida escasea en el lugar donde viven, que ha sido adoptada por el cristianismo para simbolizar el sacrificio de Jesucristo en la cruz.