Esto sí que es un tatuaje original, creo que nunca antes había visto que alguien fuera a ponerse un tatto de una obra de Pablo Picasso. Si bien aquí todavía está en tinta y apenas el diseño, seguramente el tatuaje terminado a de haber quedado genial. (Por cierto, la corriente se llama cubismo).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *