Tatuaje pirámide

 

Que su propietario ha decidido hacerse en un sitio tan poco agradable como la palma de la mano y en el que por una razón que desconocemos por completo, ha decidido dibujar esta pirámide partida en varios trozos.

Una pirámide, en cuya punta, Gerhard Wiesbeck ha querido incluir dos ojos que todo lo ven.