Tatuajes de fotografías

Hay momentos de nuestra vida que nos marcan de tal manera, que deseamos inmortalizarlos en una fotografía, vídeo, objeto especial o un tatuaje, para que al mirarlos nos recuerdan lo felices que fuimos en ese momento o lo mucho que nos costó llegar hasta donde deseábamos.

Son precisamente estas dos razones, junto a muchas otras, las que hacen que multitud de personas elijan como motivo principal de su tatuaje, la imagen de alguno de sus seres queridos.

tatuajes retratos

¿Es una buena idea tatuarse una fotografía?

Sí, siempre que encuentres a un profesional que tenga experiencia en este campo. Como sucede con cualquier otra profesión, los tatuadores también se especializan en una determinada temática y no todos pueden ejecutar con la misma calidad un diseño de estilo japonés que un retrato dibujado a partir de una fotografía.

Por ello, te aconsejamos que antes de ponerte en las manos de cualquier tatuador, te informes adecuadamente sobre sus habilidades, ya que como seguramente habrás visto en Internet, muchos tatuajes de este tipo han terminado siendo un auténtico desastre del que seguramente sus dueños se avergüencen.

Una vez que hayas encontrado a un artista especializado en tatuajes de fotografías, llega el momento más importante de la creación del tatuaje: la elección del diseño. Para ello, lo mejor es llevar al centro o tienda de tatuajes varias imágenes de la persona o personas que queramos llevar para siempre en nuestra piel. ¿Para qué? Para que el tatuador pueda aconsejarnos sobre cuál es la que mejor puede adaptarse al lugar en el que queramos perpetuar dicha imagen y tenga un abanico de ideas mucho más amplio a la hora de realizar el diseño previo.

¿Dónde tatuarse una fotografía?   

Ya que el diseño que queremos tatuarnos es la cara de alguien especial, lo ideal es elegir un lugar en el que el paso del tiempo haga que el tatuaje se deteriore lo menos posible.

¿Qué zonas de nuestro cuerpo son más adecuadas para este tipo de diseño?

  • La parte superior del brazo. En esta zona, la piel suele mantenerse firme a lo largo de nuestra vida aunque aumentemos o disminuyamos de peso, lo que evita que se difumine si alguna de estas variables sucede y es un lugar en el que tatuarse suele ser menos doloroso. ¿Por qué aquí y no en el antebrazo? Porque es más fácil de esconder, si lo necesitamos para buscar trabajo.
  • En la espalda. Este gran lienzo permite la realización de retratos de mayor tamaño que en el brazo, aunque al tener muchas más terminaciones nerviosas suele ser mucho más doloroso. ¿Qué parte de la espalda es mejor? La zona de los omóplatos.
  • El pecho. Concretamente en la parte superior, por ser la más cercana que se encuentra al corazón y la gran carga simbólica que esto conlleva.

Otras alternativas

Los tatuajes que te hagas no necesariamente se basarán en una fotografía, y tampoco tienen que ser necesariamente apegados a la realidad. Existen muchos artistas que pueden darle un detalle personalizado a tu trabajo, desde estilos hiperrealistas como los de Charles Saucier o Grimmy 3D (Andrey Barkov), a estilos más artísticos como los de Peter AurischGiuliano Cascella.

 

Comentarios

Sharing is caring!