tatuajes retratos

Hoy os hablaremos sobre tatuajes de retratos, muchos de vosotros estaréis pensando en hacer el tatuaje de algún familiar, algún ser querido o vuestro propio perro como he llegado a ver (que a veces son además mejores que algunas personas), o quizás también el rostro de alguna persona famosa, es decir, tatuajes de famosos.

Tenéis que saber antes de nada, que hacer tatuajes de retratos no es lo mismo que ir y pedir una letra china o un tribal, requiere muchísimo más conocimiento a la hora de hacerse, por lo que deberemos de acudir siempre al tatuador más profesional que tengamos alrededor nuestro. Si uno se equivoca un mínimo en el tatuaje de nuestra abuela, nunca será nuestra abuela, será como un retrato robot; se parecerá pero no parecerá que estés viendo la foto real, y lo que nosotros buscamos es el denominado «fotorealismo», que en el mundo de los tattoos es lo que se conoce como tatuajes realistas.

Los tatuajes de caras pueden llevar hasta 8 horas o más de trabajo, y es que hay que hacer diferentes tipos de sombras para poder asemejarlo lo mejor posible a la realidad. Son tatuajes costosos, cuando están hechos tendrían que parecer auténticas maravillas de arte, y por ello a veces alcanzan precios de cuadros de museo, es decir caros, muy caros.
Es importante traer una fotografía grande de la persona que vayamos a tatuarnos, que se vean bien los detalles, que no esté borrosa y mejor si tiene un buen contraste para facilitar el trabajo al tatuador a la hora de plasmarla en la piel (aunque bueno, por el precio que nos van a cobrar, que todo el trabajo lo haga él ¿no?)

Los precios en Europa para este tipo de tatuajes rondan los 500 o 700 euros, aunque una vez más estos son los precios que ponemos nosotros, incluso a mi me parecen caros. Yo es que soy buena persona (a veces demasiado buena), me da pena la gente y a veces los cobro a 200 euros, que ya me parece un buen sueldo para 8 horas de trabajo por complicado que sea el tatuaje

 

Crédito de la fotografía: Xavi TattoosLos invito a visitar su sitio, está lleno de tatuajes realistas que prueban que los retratos pueden ser ideas estupendas si se sabe trabajar con la tinta.