Tatuaje caserón encantado

Un gran tatuaje que se extiende por ambas piernas de un hombre, en el que el tatuador Sven Groenewald dibuja una mansión muy antigua.

Una mansión, cuya construcción recuerda a la de una iglesia, la cual parece estar bajo el influjo de algún tipo presencia sobrenatural en forma de humo de color naranja.