Tatuaje dulce de Halloween

 

Un caramelo, muy típico en todas las celebraciones americanas de Halloween, al que en esta ocasión se ha querido dar un aire menos infantil, incorporándole unas alas de murciélago, ojos y una boca con forma de dientes de sierra.

Algo bastante simple, que no llama en exceso la atención y para el que no hay que estar durante horas en el salón de tatuaje.