Tatuajes solares

¿Quieres hacerte un tatuaje, pero no estás muy seguro de cómo quedaría sobre tu piel? Quizá te interese probar la sencilla técnica que hoy vamos a descubrirte, para que la puedas llevar a cabo tú mismo este verano. Un método, con el que podrás enseñarle a todo el mundo tu nuevo tatuaje de forma casi instantánea, sin gastarte nada de tu sueldo o de esos ahorros que tanto tiempo te ha llevado reunir. ¿A qué nos estamos refiriendo? A los “tatuajes” producidos por la radiación solar sobre nuestra piel.

Consigue un tatuaje a coste 0

Todos, ya sea por culpa de algún amigo demasiado gracioso o por algún tipo de descuido, hemos tenido que llevar una incomoda marca sobre algún punto de nuestra piel. Marca, que puedes convertir este verano en una artística obra de la que sentirse muy orgulloso.

¿Cómo puedo hacerme un tatuaje solar?

Utilizando dos elementos tan usuales y que todos tenemos en nuestro hogar como el protector solar o algunos pedazos de cinta adhesiva, de la siguientes manera:

  • Si lo que quieres es un dibujo sencillo sin mucha complicación, tu mejor aliado es el protector solar. ¿Cómo se crea el diseño? Dibujando lo que quieras y poniéndote a tomar el sol durante un buen rato sin extender la crema solar
  • ¿Se te dan bien las manualidades? Entonces lo tuyo es la cinta adhesiva. Para que te salga un dibujo perfecto, tendrás que extender crema bronceadora alrededor de la cinta y exponerte el suficiente tiempo al sol para que se cree el efecto deseado.

Cuando hayas conseguido tu objetivo, tan solo tendrás que aplicar crema sobre la zona elegida, para que los rayos del sol no hagan desaparecer de forma prematura tu nuevo tatuaje. ¿No se ve tan bien como esperabas? Deja que el sol haga su trabajo y en pocos días tu tatuaje se irá eliminando de forma totalmente natural.