¿Qué tan importante es el tipo de tinta que se usa en un tatuaje? Respuesta: Sin duda alguna la tinta es uno de los aspectos más que esenciales en la creación de tatuajes, siendo considerada como la materia prima del mismo. Pero no sólo se trata de la calidad, sino de uno de los factores más importantes para tu seguridad. La tinta para tatuajes determina en gran medida la calidad del trabajo, y también ayuda a prevenir diversos problemas que pueden surgir a futuro. Es por ello que se debe tener conocimientos sobre la tinta y de sus componentes generales.

Para que el tatuaje sea único, deben emplearse distintos tipos de tinta. Algunas tintas se emplea para dar efectos ya sea brillante, nítido, opaco o borroso. Cada tinta de color tiene una composición distinta y nuevamente, se usan con distintos propósitos. Al hacer un tatuaje se debe de tener en cuenta que efectos pueden causar en la piel. Aunque los efectos adversos son poco frecuentes, hay quienes llegan a tener reacciones alérgicas severas. Otros efectos adversos son simple comezón, alguna molestia, y en algunos casos extremos hematomas (heridas que comienzan a acumular líquido y se abultan).

tintas para tatuajes

La mayoría de las tintas se elaboran con base de pigmento derivados de metales (sales). Estas composiciones no son 100% seguras y pueden ocasionar las afecciones mencionadas anteriormente. Cada color tiene distintos componentes, por ello es necesario que se tenga conocimiento y preguntar al cliente si son alérgicos a alguna cosa para así evitar afecciones cutáneas.

Composición de los tipos de tintas para tatuar

  • Tinta de color rojo. Es una de las que ocasiona mas reacciones alérgicas, ya que está elaborada con mercurio. Este tipo de tinta también se conocer como cinabrio, sulfuro de mercurio, bermellón o como rojo cinabrio, la cual puede ocasionar reacciones años después de haber realizado el tatuaje. Una variación de este color puede hacerse empleando tinta color carmín, la cual está elaborada con corazas de insectos.

  • Tinta negra. Está elaborada con carbón, siendo la más natural de todas, y muy rara vez provoca algún tipo de reacción. Esto debido a que no se deriva de ningún metal, aunque en algunos casos puede tener fenol, lo que provoca ciertas afecciones en algunas personas. Nota: algunas tintas negras contienen derivados de Hierro.

  • Tinta amarilla. Está elaborada de cadmio y de sulfito del mismo, lo cual genera este color en los tatuajes, y es su elemento principal el cual podría causar alguna reacción.

  • Tinta azul. Se deriva de las sales del cobalto, y puede ocasionar en algunas personas granulomas en el área del tatuaje. Los compuestos de la tinta azul son de los más seguros y se han estudiado extensivamente para otros productos.

  • Tinta verde. Elaborada con base de cromo, teniendo diversos variantes que son los que pocas veces causar reacciones eczematosas y picazón en diversas formas.

  • La tinta purpura o color violeta. Se deriva del magnesio y también podría ocasionar granulomas, aunque no es una afección común.

  • Tinta marrón. Es poco utilizada, la cual se forma con pigmentos de rojo Veneciano, el cual se elabora con sales de cadmio o con oxido férrico, lo cual podría tener reacción con la luz.

  • Tinta blanca. Esta se elabora con oxido de zinc o con titanio, sustancias que causan reacciones alérgicas bastante comunes.

Las tintas deberían ser de alcohol o agua, ya que algunos metales suelen causar afecciones en la piel, sin embargo hay tintas consideradas hipoalergénicas, por lo que se debe preguntar al tatuador profesional al momento de solicitar un tatuaje, evitando así cualquier problema.

¿Regulaciones de calidad?

Por último queda decir que a la fecha no existe ninguna tinta que haya sido aprobada por la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos. Este organismo evalúa la calidad de productos de consumo humano y garantiza su seguridad. Desafortunadamente tampoco hay muchas regulaciones sobre los estándares o coproductos que se incluyen en las tintas, y esto hace que cualquier empresa pueda producir sus propias tintas.

Como es un mercado que está en pleno crecimiento muchas empresas han comenzado a producir sus propias tintas. Incluso las nuevas tintas UV han causado mucha discusión en la comunidad y aparentemente podrían ser incluso de mayor riesgo. Definitivamente no le vendría nada mal un poco de regulación a la industria.

La nota final es: existe un riesgo inherente al hacerse tatuajes, y aunque suele ser poco frecuente puede ser el caso. Lo mejor es acudir con tatuadores con experiencia quienes conocen ya las mejores marcas locales y te podrán aplicar un tatuaje en las mejores condiciones sanitarias. Y por nada del mundo decidas comprar tinta DIY e intentes hacerte un tatuador de la noche a la mañana.