Tatuajes que no quedan bien en una mujer

Los tatuajes, esos compañeros para toda la vida que van evolucionando al mismo compás que nuestra piel, son dibujos que nos recuerdan permanentemente un hito especial para nosotros. Es por eso, aunque ahora se puedan eliminar o esconder con mayor facilidad que hace algunos años, que se debe siempre tener la mente fría para no tomar una decisión equivocada, sobre todo si eres mujer.

¿Por qué decimos eso? Porque, aunque los tiempos han cambiado mucho, la sociedad sigue dándole una importancia capital a la imagen que las mujeres proyectan. Personalmente, pienso que cada persona es muy libre de hacer lo que considere adecuado, pero hasta que las cosas no se vean de otra manera, te invitamos a que tomes en consideración estos consejos.

Tatuaje flor roja en la espalda

 

Tatuajes que no quedan bien en una mujer

Tatuajes en la parte baja de la espalda. Puede que a tu mejor amiga le quede estupendamente, pero no es una zona muy recomendable para hacerse un tatuaje, sobre todo si tienes pensado ser madre en un futuro. ¿Por qué? Porque es la zona en la que los médicos suelen poner la inyección para evitar que las embarazadas sufran dolor en el parto. Si tienes tinta en esa zona, existe el riesgo de que se produzca una infección y que no puedas alimentar, durante un tiempo determinado, por ti misma a ese bebe que tanto tiempo has estado esperando.

Tatuajes de gran formato. Tal y como hemos dicho un poco más arriba, los tiempos han cambiado, pero todavía hay cosas que no se ven con normalidad. Una de estas cosas, es que una mujer lleve sobre cualquier parte de su cuerpo, un tatuaje de gran tamaño. Los tatuajes grandes se han asociado desde antiguo con el sexo masculino y son muchas las personas que al verlos en una mujer, sienten cierta repulsa o piensan que están deformando su cuerpo de manera extraña.

Tatuaje selfie

Tatuajes estúpidos. Es probable que en tu mente o sobre el papel te parezca una idea digna de un genio, pero si en algo estimas tu amor propio, déjala que se marche sin ponerla sobre tu piel. Si finalmente decides tatuártelo, te divertirás durante un tiempo, pero te aseguro que terminarás arrepintiéndote de ello.

Comentarios

Sharing is caring!